"Menos es Más "

El Core 


A veces no nos damos cuenta lo importante que es entrenar nuestro cuerpo para este deporte.

El Core está ubicado en el centro de gravedad del cuerpo, su funcionamiento se basa en un correcto equilibrio de longitud y fuerza que permite una estabilización lumbopélvica durante los movimientos. Lo forman los músculos abdominales, lumbares, pélvicos, los glúteos y la musculatura profunda de la espalda.


El Psoas-iliaco es el músculo que permite la flexión de la cadera. Para acompañar el movimiento del caballo es importante tener todos los músculos de la cadera muy relajados.

Los glúteos son músculos muy importantes por su función sobre los miembros inferiores en cuanto a movilidad y también sobre la pelvis, influyendo en la movilidad y estabilidad de la pelvis y la columna vertebral. 

La musculatura múltifida es un grupo de músculos pequeños y profundos, junto con el transverso abdominal que tiene forma de faja abdominal proporcionan estabilidad a la región lumbar. 

El juego de las articulaciones del dorso en la zona de los riñones, de los tobillos y las rodillas es fundamental para el asiento y la coordinación. A menudo los problemas de rendimiento o comportamiento del binomio tiene que ver con desequilibrios que no se han detectado y trabajados.

El movimiento del caballo se absorbe a través de las articulaciones.

Los hombros deben estar "sobre el asiento ", la pelvis lo más adelantada posible, así los riñones pueden actuar en contracción y descontracción para alcanzar el equilibrio.